La salida del armario de María del Monte

Esta semana han pasado dos cosas maravillosas en España. María del Monte ha sido entrevistada en el programa 'Hora 25' de la Cadena Ser y la cara y la voz del periodista Aimar Bretos, director de ese programa radiofónico, han salido en la sección de corazón de 'El Programa de AR'. Son detalles que implican que María y Aimar han roto con los clichés de lo suyo. Porque la primera es una cantante a la que muchos solo veían apta para programas de Canal Sur y entrevistas amables en 'Sálvame', o con Bertín Osborne y Toñi Moreno. Porque el segundo es director de un programa que desde su creación colecciona y da voz a intelectuales con librerías en varios idiomas. Y se han juntado, se han mirado y se han entendido. Y eso dice mucho en un país que a ratitos huele a reaccionario, a involución y a montar escándalos con cualquier cosa.

Esa entrevista en la plaza de la Encarnación de la capital andaluza no vino por casualidad y dudo que estuviera preparada en la escaleta, si no fuera porque María del Monte Tejado, nacida en abril de 1962, se subió al escenario del Orgullo LGTBI+ en su ciudad e hizo una salida del armario semidesnatada. "Como una señora", que dice mi amigo José Confuso. Y eso gusta a los hombres y mujeres de su generación, poco acostumbrados a ver a sesentones hablando de homosexualidad y mucho menos de bisexualidad. Y eso gusta a los más jóvenes, encantados de incorporar a nuevos referentes que encima son ídolos de sus madres o abuelas.

María del Monte entra en directo al 'Deluxe' y revienta el discurso de Jorge Javier

J.RLa artista ha acusado al presentador de frivolizar con su pública salida del armario en el Orgullo

"El gesto fue claro y apostó por una lingüística pragmática, porque en ningún momento de su discurso dice lesbiana, que sigue siendo una palabra difícil de pronunciar", explica Lidia García, autora del podcast 'Ay campanera' sobre cultura popular y del libro con el mismo título. Recuerda que la carrera profesional de María va más allá de ese hit que empezaba diciendo "Yo iba de peregrina y me cogiste de la mano". "En 1988 lanzó su disco 'Cántame sevillanas' y apenas doce meses después lanzó otro llamado 'Besos de luna'. Ambos estuvieron durante un tiempo siendo número uno y dos respectivamente", cuenta García. Un detalle: en 1988 Mecano había lanzado 'Descanso dominical'.

Newsletter

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

Esos minutos de entrevista en 'Hora 25' quizá sorprendieron a la audiencia habitual del programa. Pero ella dijo al micrófono lo que lleva diciendo casi toda la vida desde que es conocida. Solo que esta vez el contexto era distinto, como sonaron de otra manera sus palabras el día que salió al escenario con una bandera arcoíris hecha con tela de lunares y volantes y afirmó: "Quiero que sepáis antes de bajarme de aquí, que soy una persona más de todos los que estamos aquí y de todos los que formamos parte del mundo". Ella insiste en que había dicho algo parecido hace unas semanas en el histórico programa de la televisión pública gallega 'Luar' y no pasó nada.

Porque para los que tenemos memoria, "el amor, el respeto y la libertad" han sido siempre las palabras en las que se ha refugiado cuando ha estado delante de las cámaras y han venido las preguntas incómodas vestidas de seda. No ha parado de recordarnos que ante todo "es persona", no se ha escondido “de nada ni de nadie” y ha apostado por la paz, la armonía y los finales felices en el mundo cuando los de enfrente han sacado el colmillo.

"El gesto fue claro y apostó por una lingüística pragmática, porque en ningún momento de su discurso dice lesbiana"

Como cuando en agosto de 1995 la revista 'Diez minutos' las sacaba a ella y a Isabel Pantoja en portada con el siguiente titular en portada: "Juegos y mimos en la playa". Y aparecen ellas de la mano, muertas de risa mientras se salpican. O cuando la revista 'Lecturas' titulaba "Isabel Pantoja y su amiga María del Monte en la playa" y "María del Monte feliz con la niña de Isabel". De la que es madrina, añado. Una "bonita amistad" que se rompió de forma abrupta. Un contacto que también se quebró con la ahijada y que acaba de recuperarse. Y todo esto envuelto en un lenguaje que insinúa pero que no dice. "Había algunos tipos de prensa que eran misiles scoops", le dijo este martes a Bretos.

"Al final, como siempre ocurre, callar tiene su premio. No hablar de una sexualidad evidente, hacer como que cuentas pero no decir nada. Una señora discreta, respetuosa, mira qué elegante, nunca una palabra más alta que la otra", añade Confuso, periodista de la revista Lecturas.

El mensaje de Anne Igartiburu a María del Monte tras su pregón LGTBI+

Jorge C. ParceroLa presentadora le dedica unas emocionantes palabras a la cantante después de que esta hablara por primera vez sobre su orientación sexual

Pero también es útil. Porque es una persona querida por muchos y odiada por nadie que se ha convertido, aunque no fuera ese su objetivo, en referente. Porque darle naturalidad a lo que es normal le sirve a hombres y mujeres de mi familia y de otras tantas. Porque pocos esperaban que dijera que no quiere tolerancia, sino respeto. Que querer a otra mujer no requiere de confesión previa mientras no se necesite sentar a los padres en el salón de casa para decirles: "Tengo algo que deciros: soy heterosexual".

"Qué noche de radio y qué señora", escribió Bretos en su perfil de Twitter nada más entrevistarla. En la foto, María del Monte le agarra uno de sus mofletes y él la mira entregado. Ninguno de los dos saben que, al menos para mí, acaban de hacer algo importante.

Fuente: El Confidencial